La exposicion

Adoración

En la liturgia de la misa expresamos nuestra fe en la presencia real de Cristo bajo las especies de pan y de vino, entre otras maneras, arrodillándonos o inclinándonos profundamente en señal de adoración al Señor. “La Iglesia católica ha dado y continúa dando este culto de adoración que se debe al sacramento de la Eucaristía no solamente durante la misa, sino también fuera de su celebración: conservando con el mayor cuidado las hostias consagradas, presentándolas a los fieles para que las veneren con solemnidad, llevándolas en procesión” (MF 56) (CIC 1378). La adoración es el primer acto de virtud de la religión. Adorar a Dios es reconocerle como Dios, como Creador y Salvador, Señor y dueño de todo lo que existe, como Amor infinito y misericordioso. “Adorarás al Señor tu Dios y sólo a él darás culto” (Lc 4, 8), dice Jesús citando el Deuteronomio (6, 13). (CIC 2096). Cuando nos acercamos a Jesús Sacramentado, escondido en el sagrario o expuesto solemnemente en la custodia, es el encuentro con un amigo, muy amigo, a quien admiramos y contemplamos, de quien hemos recibido inmensos favores, y le manifestamos nuestro agradecimiento; a quien le contamos todas nuestras preocupaciones, porque sabemos que…
Leer más ...

El Privilegio Inmemorial de la Exposición Permanente.

En el siglo XVII, una atípica y garrida peregrina, ponderaba así la Colegiata de San Isidoro, que entonces se llamaba de San Isidro: “Si yo fuera muy devota, en lo que yo me había de ocupar era en ver a San Isidro de León, pues aquella casa, en reliquias preciosas, es una Jerusalén; en indulgencias, una Roma; en grandeza de edificios, un Panteón; en religión, la anacoreta; en coro, un cielo; en el culto divino, riquezas, brocados, plata y oro, un templo de Salomón”. Sabemos que, en aquella época, la Colegiata era eso y mucho más, Sin embargo, lo que siempre ha atraído al pueblo leonés hacia su Basílica no son los tesoros de su pasada riqueza, ni esas calificaciones excepcionales, sino la presencia permanente del Santísimo Sacramento solemnemente expuesto por privilegio inmemorial. ¿Cuándo comenzó la Exposición perenne en San Isidoro? No lo sabemos. En el siglo XVI, ya tenemos una información amplia y segura: los Estatutos del Dr. Navarro, el testimonio del canónigo centenario Dr. Silíceo, el cronista Ambrosio de Morales y el testimonio, en 1593, del Nuncio de S. Santidad, Camilo Cayetano, quien testifica que en San Isidoro de León, “por Privilegios e Indultos apostólicos, está siempre patente…
Leer más ...

Este sitio Web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación de nuestros visitantes. Si continúas navegando, se entiende que aceptas su uso y en caso de no aceptar su instalación deberás visitar la Política de cookies, donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de privacidad.Politica de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.